Impartimos clases para cachorros a partir de los dos meses de edad.

El aprendizaje precoz es nuestra mejor arma para prevenir futuros comportamientos indeseados.